fbpx Bridgestone Momentos: El último baile
Sábado, febrero 24, 2024
InicioGente de BridgestoneMomentos BridgestoneBridgestone Momentos: El último baile

Bridgestone Momentos: El último baile

No hay duda de que la historia contiene muchos momentos de motociclismo magníficos. Tal vez ahora te venga a la cabeza un momento específico. En nuestra nueva serie de blogs Momentos Bridgestone, nos gustaría llevarte en un viaje para hacer memoria. ¿Estás listo para revivir una serie de grandes historias que detallan algunos de los momentos más memorables de la historia de las motocicletas, en los que Bridgestone jugó un papel importante? Siéntate, relájate y disfruta de estos épicos recuerdos.



Lorenzo reclama el último campeonato del mundo de MotoGP sobre neumáticos Bridgestone

Muchos de nosotros recordamos la épica batalla en el Circuito Ricardo Tormo, allá por noviembre de 2015. La que lo arreglaría todo entre dos compañeros de Movistar Yamaha. La conclusión de una temporada abrumadora en MotoGP. Y el final del reinado de Bridgestone como Proveedor Oficial de Neumáticos para MotoGP. Y definitivamente uno para recordar...

Durante las últimas cinco carreras de la temporada, Valentino Rossi estuvo por delante de su compañero de equipo por un amplio margen. Un margen que se había ido estrechando a medida que avanzaba la temporada. De los 23 puntos de ventaja que tenía Rossi después de la carrera en San Marino, solo quedaban 7 puntos antes de enfrentarse cara a cara en Valencia. Para empeorar las cosas para el italiano, tuvo que salir desde la última fila de la parrilla, debido a una penalización en la parrilla luego de una colisión con Marc Márquez durante el Gran Premio de Malasia, mientras que Lorenzo logró otra pole position. No era, en absoluto, una posición de partida ideal para Rossi en la ronda final decisiva para el título...

Motocicleta con Bridgestone llantas

Una emocionante carrera de motos

Mientras los motores rugían y las luces se apagaban, Lorenzo tomó la delantera en la primera curva, con las dos Honda de Márquez y Pedrosa y Andrea Iannone en la Ducati pisándole los talones. Desde la parte trasera del pelotón, Rossi salió disparado hacia el centro de la parrilla, recuperando siete (!) lugares antes de la línea. Cuando llegó a la primera curva, ya estaba en la 16ª posición. Un comienzo fantástico, pero no donde The Doctor planeaba quedarse. No señor. Mientras los cuatro de delante se escapaban y abrían hueco, Rossi intentaba adelantar a todos los pilotos que tenía delante. Al final de la tercera vuelta, milagrosamente pasó al décimo lugar.

Al mismo tiempo, todo le salió mal a Iannone: perdió la delantera, se estrelló y tuvo que abandonar. Mientras Rossi se adjudicaba una novena plaza, Lorenzo mantenía un ritmo trepidante. Manteniendo a raya a Márquez, e incluso distanciándose de Pedrosa milisegundo a milisegundo. Mientras tanto, la diferencia con el resto del pelotón había aumentado a 3.5 segundos. Así como el metrónomo humano cabalgaba al frente, Valentino Rossi estaba haciendo milagros en su persecución. En la vuelta 12 había subido al quinto puesto, tras deshacerse de Smith, de Espargaró, así como de Petrucci y Dovizioso. Algo increíble.

Hacía falta un verdadero milagro

Pero por inconcebible que fuera la carrera de VR46, la brecha hacia el podio se mantuvo en 11 segundos sólidos, y Rossi estaba rodando 0,3 segundos más lento que los tres delante de él. Al mismo tiempo, Rossi, cuarto, necesitaba que Lorenzo terminara tercero si quería proclamarse campeón. Solo Márquez o Pedrosa estaban en condiciones de impedir que Lorenzo ganara ahora su quinto Campeonato del Mundo. Hacía falta un milagro. Y casi ocurrió.

Porque durante las últimas ocho vueltas, Pedrosa tomó impulso y se acercó a los dos que luchaban por la victoria frente a él. Redujo la brecha a casi nada, lo que le permitió adelantar a su compañero de equipo en la penúltima vuelta de la carrera. Pero Márquez no quería saber nada de eso y recuperó su segunda plaza al instante. Mientras los proverbiales perros peleaban por un hueso, el tercero, Lorenzo, logró escaparse, abriendo la brecha a casi 0.4 antes de comenzar la última vuelta.

Motos en el Circuito Ricardo Tormo

A pesar de que Márquez echó el resto en la última vuelta, Lorenzo mantuvo la calma y se llevó la victoria de la carrera con una ventaja de 0.263 segundos de Márquez. Una victoria reñida con una batalla épica de fondo. Todo lo que un fanático de las carreras podría desear y una despedida soñada para el Proveedor Oficial de Neumáticos. Bridgestone había sido el proveedor de neumáticos oficial de MotoGP desde 2009. En 2014 Bridgestone anunció su retirada para finales de 2015. No podía haber una batalla más épica para celebrar esos 7 años.

- Publicidad -

Más popular